Gamo G1200, una divertida joya... en extinción PDF Imprimir E-mail
Viernes, 25 de Enero de 2008 00:29

· Funcionamiento: semiautomatico por Co2 y accionamiento de corredera.
· Capacidad del cargador: 12 disparos.
· Seguro: manual y automático de gatillo
· Calibre 4.5 mm (.177)
· Longitud total: 97 centímetros.
· Longitud del cañón: 45 centímetros (17.7"). Está recubierto de polímero
· Miras: abiertas. El alza dispone de un tablón giratorio para regular las luces hasta en 4 posiciones.
· Rail para visor
· Peso: 2.900 gramos
· Velocidad inicial: 170 m/s
· Precio en España (aprox.): 21.000 pesetas. Está descatalogada desde 1999.

Image

LA CARABINA

 

Por unos asuntos, hace unos días paré en una armería pequeña pero con muchos años "en servicio", en la localidad de Narón (A Coruña), la armería Domingo. Nunca había estado allí, pero luego supe que en ella compraba los cartuchos del 16/70 el que fué abuelo de mi mujer, hace ya tantos años que bien podrían estar llenos de polvora negra ;)

Tras una agradable charla con la mujer que estaba detrás del mostrador, le pregunté si además de las expuestas le quedaban algunas de esas carabinas de hace años, que van quedando sin vender.

 

Se fué a la trastienda y me trajo, entre otras, esta Gamo G-1200. No podía dar crédito a lo que veía, puesto que es una carabina que dejó de fabricarse hace ya muchos años, teniendo ya en esas fechas un precio decididamente alto para una carabina de AC.

 

Incluso la que me estaba mostrando, tenía las etiquetas con el precio de aquella época marcado ¡¡ en pesetas !!

Image

Por supuesto, llegamos a un acuerdo enseguida, y yo salí de la armería con los útiles que había adquirido, más una flamante carabina nueva.... antigua. Además, conocía este modelo por las excelentes pruebas del maestro Miki Durán (al que nunca podré agradecerle suficientemente el volverme a aficionar al AC) y por otras críticas en la red. Parecía ser un modelo deseado por su especial mecanismo de repetición y por lo divertida que es en general.

 

Como se puede apreciar en la foto, el gardamanos no forma pieza con la culata, como es habitual. La razón es que es la pieza móvil que arma el sistema. Este guardamanos vá engarzado a una biela metálica que se desliza sobre una guía, y engarza el martillo, dejándola lista para ser disparada

 

Image

Como puede verse en esta imagen, el mecanismo es de lo más simple y efectivo: la bombona de CO2 se engarza en el bulk y el gas queda listo para ser liberado cuando el martillo choca violentamente contra la aguja percutora que libera el gas (la bombona de CO2 está aquí a medio meter, para poder ver el sistema más cómodamente).

 

 

Image

La carabina salió de la tienda en su caja y embalaje original (la típica caja de cartón Gamo), con su manual de instrucciones aún sin abrir, después de casi 15 años de su fabricación. Un gustazo.

En lo primero que me fijé fué en la alta calidad del alza, una pieza metálica con pletina de luces de 4 posiciones. Un pequeño lujo que ya no se estila hoy en día ;)

 

 

Nada más llegar a casa, la desmonté por completo para ver si había óxidos dentro... pero estaba perfecta. Eso sí, llena de polvo y con alguna telaraña :D

 

Image

Es muy fácil de desmontar, puesto que sólo precisa una allen y un destornillador. Con eso, puede demontarse la culata (un allen justo en la base del pistolet la atornilla a la caja de mecanismos) y sacarse la tapa lateral izquierda, que deja al descubierto los mecanismos de montado y disparo.

El cuerpo es un moldeado de calamina, lo que no augura una resistencia extrema, pero desde luego es suficiente para el uso normal del arma. Y no se oxida.

Teniendola completamente desnuda, se puede observar lo terriblemente simple del sistema. Y creo que esa es precisamente su gracia, fruto de un buen diseño sobre el papel, brillantemente trasladado a la producción.

Al mover el guardamanos hacia atrás, mueve también la biela de armado, que es solidaria a él. Esta biela mueve hacia atrás el martillo, engarzándolo en el gatillo y preparandola para ser disparada. Al mismo tiempo, hace que la pletina de carga se mueva hacia la derecha yendo en busca de un balín. Los balines están en una muesca del lateral derecho, tras una tapita plástica.

Afortunadamente, sacar esta tapita es muy simple, porque cargar los balines uno a uno por el agujerito al efecto, es desesperante. Y caben 12, aunque los mejores resultados los conseguí cargando solo 10. Así el muelle parece trabajar más comodo y los balines entran mejor en el agujerito de la pletina de carga.

 

Image

Hay que tener en cuenta que el ancho de esta pletina es el justo para que entre un balín... Gamo Match. Son los únicos que entran correctamente, y es una pena porque no es que este tipo de balín sea un dechado de virtudes ;)

 

Image

Rodeado por un círculo naranja, puede verse la pletina de carga. Accionando el guardamanos, sobresale un centímetro aproximadamente, y permite que el balín en priner lugar se introduzca en un hueco en el que entra justo. El ancho de esta pletina es igual a la longitud del balín Gamo Match. Ningún otro de los que probé (apenas unas décimas más largos) entró correctamente.

En una vista más general, puede verse el seguro manual (muy fácil y cómodo de accionar) sobre el gatillo. También, rodeado por un óvalo, el empujador de los balines que están en el depósito (en esa posicion, hay unos 3 o 4 balines en espera) y rodeado por un cuadrado, la ventana que deja ver el plástico naranja que tiene el martillo en la cabeza, indicando (si se vé) que el arma está cargada y lista para el disparo.

 

Image

Me dejó alucinado el sistema de seguro de disparo, algo que creí exclusivo de armas de fuego. Si no tienes el gatillo completamente apretado (es decir, estás disparando conscientemente) el martillo (esa cosa en forma de vástago cabezón con un plástico naranja) no llegará a tocar la aguja que abre el depósito. Ahora que lo pienso, también lo tiene el revólver Combat. Fenómenos estos de Gamo.

Image

Limpieza general, re-engrase y montaje de nuevo.

Y claro, unos tiritos.

Antes de nada, juguetear un poco con ella, comprender bien su funcionamiento, leerme el manual de instrucciones enterito (tampoco es el quijote, oiga!) y agenciarme los únicos balines que funcionan en ella.

Después de "lavar" los balines concienzudamente (los Match son los "match" baratos de Gamo, y eso se nota), le cargo con 12 y empieza la diversión.

Realmente es muy simpático cargarla agarrándola solo por la bombacha y haciendo un movimiento brusco de arriba a a bajo, haciendo que sea la propia arma la que se cargue "sola", como en las pelis de malotes.

Juarfs, moooola !! :D:D:D

Bueno, aprovechando que no es una carabina de precisión y su cometido en FT dejaría bastante que desear (es de carga por CO2, así que su velocidad no llega a los 180 m/s), esta carabina puede considerarse una "matalatas" de tomo y lomo. Le metí un punto rojo de esos de 12 lerelios que tenía por casa y me dispuse a hacer unos tiritos a un blanco a 15 metros (creo que es la distancia justa para un CO2):

Aproveché también un bípode plástico barato pero muy práctico, para iniciar la sesión de tiro.

 

Image

Así es como se ven las cosas desde un PR. Como puedes ver, el punto es casi tan grande como el blanco, así que la precisión no será buena en ningún caso, no por la carabina, sino por el propio punto. Eso sí, es rápidisimo al apuntar, puedes hacerlo con los dos ojos abiertos y vá perfecto para un arma de "tiro ràpido, intuitivo y divertido".

 

Image

Y este es el resultado tras haber gastado una bombona (unos 60 tiros), y tirando desde el bípode:

 

Image

Seguramente, un buen tirador con un visor telescópico y balines de calidad mejorarían el resultado, pero para lo que este arma pretende.... creo que pasaremos muy buenos ratos juntos, mi G1200 y yo.


Para saber más sobre esta carabina, no olvides visitar la página del maestro Miki Durán:

http://www.galeon.com/todoaire/g1200/g1200.htm